Artículo anterior

Artículo siguiente

Anime uzaki chan ranked

Una controversial campaña de pantimedias

Los sucesos controversiales en torno al manga y anime han estado casi a la orden durante estos últimos años. Más y más son las personas que se unen a las filas de los muchos grupos que protestan cuando un manga, anime o publicidad derivada de éstos les resulta ofensivo o no satisface sus estándares morales. Aunque Japón ha sido siempre visto como uno de los países donde la forma de pensar es más abierta y tolerante cuando se trata de sus productos bandera más consumidos por occidente (el manga y anime), a veces no está exento de la furia de los llamados activistas de la justicia social en Internet.

protesta

Continuando con la tradición de los días festivos pintorescos, el pasado 02 de Noviembre se celebró el día de las pantimedias. Como la costumbre dicta, las redes sociales se cargaron con ilustraciones, fotos y comentarios alusivos a dicha prenda. A este movimiento se unió la empresa fabricante de medias y ropa íntima femenina Atsugi, que anunció con bombos y platillos una campaña publicitaria llamada “Love Tights” enfocada en las pantimedias y contando con el apoyo y trabajo de varios artistas japoneses. La empresa empezó a publicar tweets con las ilustraciones hechas por sus colaboradores, añadiéndoles el hashtag #ラブタイツ.

plantilla

Muchas personas entusiastas de la cultura popular japonesa recibieron bien la campaña publicitaria. Pero también acarreó una multitud de usuarios que se pronunciaron contra la empresa. En pocas horas, una serie de tweets criticando a Atsugi abrumaron a su departamento de relaciones públicas. Todas las críticas se sustentaban en los siguientes puntos:

  • El uso de dibujos cargados con excesiva sexualidad, representando a mujeres en poses sugestivas.
  • La presencia de mujeres menores de edad en las ilustraciones.
  • La campaña atrae más al espectador masculino que al público objetivo femenino.
  • La campaña utiliza la imagen de mujeres jóvenes, excluyendo a mujeres mayores de edad.

plantilla segunda

Ante la avalancha de críticas Atsugi decidió retirar la campaña, ofreciendo una disculpa pública por el contenido inadecuado de su publicidad. Esto sucedió un día después de iniciada la promoción.

“El contenido publicado a través de nuestra cuenta oficial en Twitter el 02 de Noviembre incluía ilustraciones inapropiadas. Lamentamos profundamente la incomodidad que esta campaña causó a muchas personas”.

Esto provocó que muchos usuarios aficionados al manga y anime expresaran su indignación ante lo que consideraron otro atropello contra la libre expresión y el trabajo de artistas. Muchas de las declaraciones contra los detractores de la campaña de Atsugi indicaban que este tipo de reacción era absurda y exagerada, porque se trataban de ilustraciones en lugar de fotos con mujeres reales. Además, añadieron que esto ponía en riesgo la creatividad de los artistas y el cierre de la campaña resultaba perjudicial para ellos pues se trataba de tiempo y esfuerzos desperdiciados. El empresario y administrador de 4chan, Hiroyuki Nishimura, fue uno de los defensores más notorios en este asunto, comentando a través de un tweet que la empresa cuenta con un personal femenino en Relaciones Públicas, y que entre los artistas encargados de las ilustraciones habían mujeres conocidas por su dominio al plasmar chicas sensuales y coquetas sobre el papel.

“Esta historia es sobre el odio hacia una campaña publicitaria de una empresa que fabrica pantimedias. Pero quienes crearon esta campaña son mujeres, entre los dibujantes hay mujeres, y son mujeres quienes se quejan diciendo ‘Los dibujos están dirigidos a hombres’. Cuando los hombres están ausentes son los villanos, pero en este caso parecen ser las víctimas.”

Otra figura que se sumó a la defensa de Atsugi y los dibujantes fue la cosplayer Chamomille. La artista publicó una foto en la que posa como Hana Uzaki, la protagonista de la serie Uzaki-chan wa Asobitai, con el mensaje “Soy una otaku, así que compraré las pantimedias de Atsugi”.

La nota final de esta controversia la puso un usuario japonés llamado Chusei que criticó a quienes defendieron la campaña de Atsugi. Este usuario planteó un escenario inverso, con hombres atractivos luciendo trajes ajustados y dibujados por artistas que se especializan en “Shounen Ai” (popularizado como BL o “Boys Love”). Chusei creía que los hombres protestarían al ver hombres sexualizados en conductas homosexuales y por tanto quedarían como hipócritas.

“¿Qué harían si una tienda de ropa elegante masculina usara esta publicidad?”

No obstante, un grupo de usuarios le refutó con varias respuestas e ilustraciones de publicidades similares a las de Atsugi, provenientes de novelas visuales y mangas que tenían como protagonistas a hombres entablando relaciones románticas. Y le dejaron en claro que nadie había protestado en contra de las empresas responsables de dichas campañas publicitarias.

“Si llevas esta idea a una tienda de ropa masculina y lo aplican verás los resultados.”

“Oh, sí (´w`)

“¡Esta es la mejor manera de promocionar ternos! ¿No crees que debería hacerse más seguido?”

“No tengo problemas con eso. Es más, ¡es una lástima que hayan forzado el cierre de la campaña! ¿Cómo? Chusei, ¿acaso odias tanto a los artistas de BL?”

“Chusei, cálmate por un momento. Quienes resultaron perjudicados fueron los dibujantes que participaron en la campaña. Ellos llevan muchos años preparándose para hacer estos dibujos. Es irracional que te censuren sólo por unas quejas repentinas. Dudo que alguien se queje si las ilustraciones fuesen hechas por un artista de BL.”

cierre

Social Media Author: [RonLaoHu]